El lugar donde podés leer la Biblia dentro de un calefón

Blog-pi@hotmail.com

jueves, 30 de julio de 2015

WhatsApp


8:43 am
¡Buen día! Resulta que ayer se pinchó la rueda trasera de mi bici y hoy me veo obligado a viajar a UNLa en bondi (1) 
8:45 am 
Sin tener idea de cuanto tiene la SUBE (2) - pero con una altísima sospecha de que ya es hora de cargarla - pido 3 mangos (3) y ¡PIIIIIIIIP!, saldo insuficiente.
Le digo al chofer, me bajo en la próxima así la cargo. A lo que recibo por respuesta un: no importa andá para el fondo.
8:47 am 
Heme aquí, en el fondo. Lado izquierdo contra la ventanilla. Bolsa de pan en la mochila y Cortázar en mano. Escribiéndote y tratando de entender la relación entre tener la SUBE vacía y sentarse en el fondo.
8:51 am  
No hubo caso, trato de leer a Cortázar y no puedo.
No porque esté en un bondi - eso no me molesta ni me marea - el asunto es que sigo pensando en el chofer y su sentencia.
"Orientación de los gatos" se llama el cuento este.
8:53 am  
 En líneas generales estoy a cuatro cuadras de bajarme, el colectivo está semi vacío y pese a lo aparentemente lento que avanzamos, estoy llegando con muy buen tiempo.
Ya te llegarán todos juntos estos mensajes cuando enganche internet  de algún lado.
Perdoná si te despierto.
Me bajo.
Timbrazo y gracias.




 
(1)Bondi: Arg. Lunfardo:  Colectivo, autobús.
(2)SUBE: (siglas Sistema Único de Boleto Electrónico) Tarjeta utilizada para viajar en colectivos.
(3)Mangos: Arg. Lunfardo: Pesos, moneda argentina. 



Leé todos los cuentos haciendo click AQUÍ 

4 comentarios:

  1. Todo sirve para un poco de creatividad. Bien aprovechado, Elliott.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si he escrito con un palito sobre el polvo de una madera, creo que no hay límites para dejar nuestra huella.

      Un fuerte abrazo y gracias por pegarte una vuelta :D

      Eliminar
  2. Difícil leer un libro y seguir enganchado con el WhatsApp, je.
    Como dice Raúl, cualquier lugar y medio es bueno para dar pie a la hora de crear historias.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era la duda lo que me alejó del pobre Julio. jajaja

      Un abrazo grande, Juan y gracias por estar.

      Eliminar